Manifiesto

Síguenos en 

radio 4Andalucía

  • Crear y transmitir un espacio en un mundo opresivo donde nuestras voces no son oídas y donde los medios están estrechamente controlados.
  • Ser independientes de los medios y el arte en los que cada palabra se compra y se vende, ofreciéndola libre y gratuitamente.
  • Emitir programas, comunicar y explicar eventos tal y como ocurren, sin censuras.
  • Cuestionar y proveer información en un mundo de palabras controladas políticamente, minando el poder de los que las controlan.
  • Proveer una alternativa a la cultura de los medios convencionales y a lo que ellos mantienen como sagrado, mientras nos divertimos sin tomarnos demasiado en serio.
  • Proporcionar una radio libre y comunitaria real.
  • Dar información precisa y actual de los eventos políticos locales y globales.
  • Porque somos como tú, gente real que se equivoca en un mundo "perfecto" representado por hombres de negocios, políticos y profesionales, y porque estamos saturados con información y medios que no dicen nada.
  • Para tener algo que escuchar ...porque el silencio es ensordecedor.

Proyecto

Introducción

Actualmente, las parrillas de radio de los principales monopolios comunicación, nos tienen acostumbrados a escuchar lo que sale en primera página de los diarios nacionales, reconstruyen estas noticias, hablan con algún entrevistado y esa es toda la producción que podemos percibir.

Las radios alternativas y/o comunitarias poseen otros métodos de trabajo, tratan otros temas - algunos con gran importancia para la opinión pública - como la expulsión de los aborígenes de sus tierras - y, aunque carecen de buena sintonía, prevalecen cada vez más a través de internet.

Se desarrollará a lo largo de esta tarea el modo de trabajo de una radio alternativa, Radio 4Andalucía; cómo eligen sus temas, cómo en ella pueden confluir diferentes corrientes de pensamiento, además de su contribución social y cultural.

Descripción del objeto de estudio:

Objetivo

Las Radios comunitarias y alternativas en España surgieron entre finales de los 70 y principios de los 80 aprovechando un vacío legal, se convirtieron más adelante en instrumentos de "concienciación, organización y movilización", y hoy acompañan la vida cotidiana de nuestros pueblos con toda la riqueza y variedad de sus realidades, alegrías y dolores, sueños, angustias y esperanzas.

Generalizando se puede decir que una comunicación alternativa lo será, más o menos, en la medida que subvierta el orden moral, político, social, tecnológico, cultural, simbólico e ideológico que exista en una realidad concreta. El fin de esta investigación es dar a conocer y, a la vez, profundizar sobre el trabajo social de una radio alternativa o comunitaria - en este caso Radio 4Andalucía - conocer las diferentes voces que la componen y cuál es el punto en común que los lleva a ser partícipes del medio y contribuir a la transformación social.

Para diferenciar una estación comunitaria/alternativa de las comerciales o con más audiencia y alcance, podemos decir:

Características de la radio comunitaria/alternativa.

- Son de carácter no lucrativo. Estas radios pertenecen o han sido promovidas por organizaciones sociales, asociaciones culturales, juveniles, vecinales... Son una de las actividades centrales que realizan estas organizaciones, suele ser la actividad de mayor peso y que mueve más recursos de estas asociaciones.

- Su programación pretende ser una alternativa a los contenidos de la radio convencional. Predominan los programas de contenido local, sobre movimientos sociales y gran variedad de programas musicales muy especializados (que tocan casi todos los estilos y tendencias). En estas radios tiene cabida lo que en otras no suena.

- Desarrollan actividades formativas, talleres de radio, donde forman a los propios miembros de la asociación o son una actividad formativa más del barrio o municipio donde se encuentren. En este aspecto se han desarrollado experiencias muy interesantes como la realización de talleres de radio con personas con retraso mental, con personas con enfermedades mentales, en la rehabilitación con toxicómanos.

- Su carácter asociativo. Al ser parte o estar configurados como una asociación, se integran habitualmente en las plataformas y coordinadoras locales, realizando numerosas colaboraciones con otras asociaciones de su zona. Como medio de comunicación próximo se convierten en el vehículo ideal para que las asociaciones y organizaciones locales den su información. Son por lógica el medio de comunicación de los movimientos sociales, aunque la tendencia actual de las grandes organizaciones y ONGs es "salir en los grandes medios". Son las asociaciones locales y las organizaciones pequeñas las más beneficiadas por estas "radios asociativas" que son el único medio que tienen a su alcance. Las radios alternativas siempre han sido muy populares dentro del movimiento asociativo contando con gran número simpatizantes y colaboradores.

- Servicio público. Por su carácter abierto y asociativo estas radios se han convertido en el medio de comunicación del pueblo, permitiendo un fácil acceso del ciudadano, cubriendo el enorme vacío dejado, en este aspecto, por la radio pública y la radio municipal. La radio alternativa, tan cercana, se convierte de una manera natural en un recurso social y cultural para el barrio o el municipio donde se encuentre.

- El grado de participación en este tipo de asociaciones de radio es muy alto, llegando algunas radios a superar los 100 socios a lo que habría que añadir un gran numero de colaboradores y seguidores. Algunas radios, debido a la gran cantidad de proyectos que desarrollan y las cada vez mayores necesidades administrativas y de gestión, cuentan con personal remunerado que es el que se encarga del trabajo más pesado y de la coordinación del día a día.

- El carácter de radio "no profesional". Su funcionamiento no es el habitual de un medio de comunicación, la mayor parte de las personas que forman estas radios no son profesionales de la comunicación, se trata más de aficionados a la radio y a la comunicación. Por otra parte los medios técnicos con los que cuentan estas radios no son tampoco profesionales. Los objetivos que persiguen estas radios alternativas son muy diferentes a la de los medios convencionales con su maquinaria humana y técnica, por tanto estas radios tienen su propio modelo de gestión y organización que está más cercano al terreno asociativo. Estas radios siempre se han caracterizado por la peculiaridad de que los realizadores de programas no cobran por su trabajo sino que, al contrario, pagan una cuota mensual por pertenecer a la radio, se convierten por lo tanto en socios de la asociación, siendo partícipes del propio desarrollo de la radio (en la financiación, en la gestión y en la toma de decisiones). Esto también se nota en las parrillas de programación de estas radios, auténticos collages donde se encuentran gran cantidad y variedad de programas.

- Su carácter experimental. La introducción de nuevos formas y formatos radiofónicos han convertido a estas radios en un referente de frescura e innovación. Hasta la radio convencional ha asimilado parte de estas variaciones del lenguaje y las ha adaptado a su programación.

- El efecto de retroalimentación. El proceso de comunicación llega a ser tan puro que desaparecen las barreras entre emisor y receptor. Por su incidencia sobre un área muy concreta se producen multitud de interacciones entre la radio y su entorno. Es muy frecuente que muchos oyentes acaben realizando sus propios programas o que colaboren en la financiación de la radio.

- Son radios locales. Tienen una cobertura bastante limitada ya que emiten con poca potencia (entre 20 y 500 vatios según el caso) por lo que cubren sectores muy concretos. Si emiten en pequeñas poblaciones logran cubrir casi todo el municipio e incluso otras localidades cercanas. Si emiten en grandes ciudades consiguen cubrir parte de la ciudad y periferia.

- Financiación. Desde estas radios siempre se ha mirado con recelo la financiación a través de publicidad o de subvenciones por considerar que hacían peligrar la independencia del proyecto. Este ha sido uno de los debates más habituales entre las diferentes radios. Estas son las diferentes vías utilizadas por las radios para su financiación:


1. A través de las cuotas de los socios. Estas cuotas oscilan entre los 5 y los 20 euros al mes. Suele ser la fuente de financiación más importante ya que es con la que se cubren los gastos fijos (local, electricidad, teléfono...).
2. Realización de fiestas, conciertos o festivales musicales.
3. Ingresos por cursos y acciones formativas.
4. Colaboraciones con otras organizaciones.
5. Subvenciones por realización de proyectos de carácter social o cultural.
6. Venta de lotería, camisetas, bonos de apoyo y pequeñas donaciones.
7. Algunas radios están desarrollando formulas de patrocinio de comercios locales.

La proporción varía según el caso, pero como se puede ver las formulas de financiación no se diferencian de la de cualquier otra organización social o cultural. Muchas radios han acabado desapareciendo por la imposibilidad de cubrir costes o de hacer frente a la renovación de los equipos o no han sobrevivido a un traslado de local. Muchas radios caen en la dependencia de una única vía de financiación y cuando esta disminuye la radio desaparece. La clave para consolidar el proyecto debe pasar por un equilibrio entre varias fuentes de financiación.

Con todos estos datos podemos diferenciar fácilmente a estas radios de otras a primera vista similares. Ya que aunque todas las radios alternativas son emisoras locales (en cuanto a cobertura) no todas las radios locales son alternativas, libres o comunitarias. A muchas emisoras comerciales "piratas" o radios municipales se las a confundido con radios libres. Aunque bien es cierto que se han dado fenómenos de radios libres que se han convertido con el tiempo en radios municipales, y hay muchas radios funcionando en locales municipales e incluso radios que andan a medio camino entre una cosa y otra.

La actividad que desarrollan estas "radios" es su zona de influencia es muy grande, siendo una parte importante del tejido asociativo de su área de trabajo. Ese es uno de los aspectos más interesantes de estas experiencias radiofónicas, son radios cercanas por su cobertura local, pero también lo son por su proximidad al ciudadano.

Se podría decir que estamos hablando de algo que va mucho más lejos de ser un medio de comunicación. Las radios alternativas son ante todo una experiencia asociativa y comunicativa en su máximo exponente. Estas radios asociativas merecen tener una mayor atención y naturalmente un hueco en el dial.

Finalmente podemos decir que las radios comunitarias forman parte del llamado "tercer sector de la comunicación", siendo el primer sector los medios públicos, y el segundo, los medios privados comerciales.

Por otro lado, las radios comerciales son las que priorizan anuncios comerciales y propagandas, que buscan incentivar a los oyentes y cibernautas a adquirir un determinado producto o servicio. Mientras éstas usan una agenda setting, las radios comunitarias construyen su propia agenda, llamada agenda building.

Radio 4Andalucía

Radio 4Andalucía es un colectivo de comunicación alternativa. Cada actividad contribuye a la transmisión de conocimientos y generación de diversos proyectos culturales, como la página web radio4andalucia.page.tl En este espacio, existen dos objetivos específicos, por un lado, hacer más accesibles los contenidos sobre radio, nuevas tecnologías y comunicación, que es posible encontrar en Internet.

Por otro lado, difundir contenidos especialmente producidos por el colectivo de Radio 4Andalucía sobre diferentes temáticas.

Justificación

Encontramos en la comunicación alternativa una manera de salir de la agenda - setting, modelo que se basa en ejercer influencia en las audiencias a partir de los temas considerados más relevantes según los principales medios dominantes; a la cual estamos acostumbrados todos los oyentes. Esta forma de comunicación esta inserta desde la década de los 50 en nuestro país. A la par de la masificación de los medios de comunicación, los medios alternativos fueron surgiendo poco a poco. Esta necesidad de romper con lo dado, se observa también en las radios por internet, que juegan un papel importante en este tema. En general, la agenda de los medios alternativos es la building, que propone que los que jerarquizan la información sean también los oyentes, que cada ciudadano exprese qué es lo que más le interesa conocer y no se le imponga ningún tipo de tendencia. El aporte cultural y social de estas radios debe ser tan escuchado como las radios más oídas de la FM y la AM. Es así que se busca dar a conocer a los oyentes que existe diversidad de pensamiento, que existen personas que buscan ser escuchadas y encuentran en estas radios su herramienta para transmitir sus problemáticas o ideas, y crear un vínculo con la sociedad. No todo baila alrededor de un capital y buena programación, no todo está comprado, se puede lograr la diversidad de pensamiento si se da a conocer la convivencia de múltiples voces; existe un lado b en los medios que se deja de lado.

El fenómeno de las radios alternativas tiene múltiples causas:

El abaratamiento de los costos tecnológicos y el acceso a una determinada posibilidad de emitir.

Una nueva conciencia sobre los medios, como un espacio estratégico más que táctico.

El fenómeno de crisis de los sectores de delegación y representación política clásica, como pueden ser los partidos, los sindicatos y las instituciones más reformistas.

La radio aparecía como el medio más creíble, dada la inmediatez con que comunica sus mensajes, la espontaneidad, la simpleza discursiva, la sensación de gratuidad en el consumo por parte del receptor.

Los jóvenes siguieron al frente tanto de la dirección como de la programación de estas radios. La mayoría logró la estructura y organización que las convirtió en pequeñas "empresas sin fines de lucro".

Las FM comerciales, legales y grandes, han incorporado experiencias tomadas del espacio alternativo como el lenguaje y la relación con el oyente.

El teléfono se ha convertido en una especie de ritual sumamente explotado. La utilización del teléfono convirtió la participación de la audiencia (pilar de la comunicación de las radios comunitarias y alternativas) en un simulacro. Estos oyentes pueden hablar pero no pueden tener un programa. A pesar de la posibilidad que se le brinda a los oyentes de participar telefónicamente (a ciertas horas, en ciertas condiciones precisas y tras una selección previa), en términos globales, el mensaje difundido por la radio tradicional sigue siendo vertical y unilateral.

La radio dominante está hecha para funcionar permanentemente, no para ser escuchada. El funcionamiento es continuo y dentro de esta mecánica se inscribe la relación jóvenes- radio.

La estética

La urgencia de intervención social, la efervescencia política de los comienzos, el anhelo de contribuir a la consolidación de una democracia realmente participativa, hizo que muchas radios desdeñaran la problemática del campo estético, llegando incluso a asociarse lo comunitario con lo rudimentario al tiempo que se privilegiaba la emisión de contenidos y el libre acceso al micrófono. Estos dos últimos puntos parecían contraponerse con la idea de una acción profesional ligada a la producción más específicamente radial del medio, acción sostenida con énfasis por quienes reclamaban una mayor capacitación y profesionalización de los participantes más activos en la gestión radiofónica.

Hoy la preocupación por los aspectos estéticos es planteada en relación directa con la captación de audiencia y la generación de recursos económicos, en una visión signada por la necesidad de competir en el mercado de bienes simbólicos.

Se parte de un hecho básico: el oyente está educado en la recepción de ciertos formatos radiofónicos impuestos por años de exposición a los productos de las grandes emisoras. Debido a esto, al acercarse a una radio comunitaria, encontraba muchas veces un tipo de emisión descuidada de las formas, con un estilo de argumentación más próximo a la tradición escrita, alejado de los recursos propios del medio.

A esto habría que sumar las modificaciones producidas en las situaciones de recepción a lo largo de los últimos años. La radio comienza a ocupar el lugar de "acompañante" de otras actividades, se ha abandonado el ritual de escucha que emparentaba a la radio con los tradicionales fogones, todos reunidos alrededor de la caja mágica, con la atención puesta en las voces que de ella emanaban.
Marco teórico

- Simpson Grinberg, M: "Comunicación Alternativa: Tendencias de la investigación en America Latina"

"Las grandes lineas de investigación se vinculan actualmente con la llamada industria cultural o industria de la conciencia; con el carácter transnacional de las estructuras informativo-comunicacionales; con las nuevas tecnologías, tanto las denominadas livianas como las que tendencialmente facilitan el incremento del control social por parte de las clases dominantes."

- Lamas, E. y Lewin, H. " Aproximacion a las radios de nuevo tipo: tradición y escenarios actuales", en Causas y Azares, N°2.

"El surgimiento de las radios alternativas se puede asociar a la pasión por comunicar después de arcos de silencio y represión. Las radios como refugios reflexivos y de expresión. Lugar de encuentro con iguales, defensa de espacios autogestionados, confrontación al discurso hegemónico de los medios masivos de difusión, creación de medios contraculturales, participación en instancias de construcción política alternativa que dispute el poder, pueden ser tramos del camino recorrido más tarde en cuanto muchas de esas experiencias necesitaron definiciones que profundizaran el para qué. Esta militancia comunicacional alternativa aglutino cooperativas, sociedades de fomento, grupos de estudiantes, centros culturales, con antiguos militantes de partidos políticos, agrupamientos sindicales y frentes estudiantiles en crisis de representatividad, de paradigmas y de ambición de poder."

Enzensberger, H.M., "Elementos para una teoría de los medios de comunicación"

"Los medios posibilitan la participación masiva en un proceso productivo social y socializado, cuyos medios prácticos se encuentran en manos de las propias masas."

"A un determinado programa de un cartel de emisoras de radio le corresponde un programa político de un cartel del poder, constituidos por partidos de carácter autoritario."

Los destinatarios son también elementos personales valiosos, puesto que de ellas depende la certera cristalización. En Radio 4Andalucía se busca que los destinatarios no solo hagan hincapié en la música sino también en el contenido que transmiten. No solo los elementos personales, tienen un gran valor en la emisora sino también los inmateriales, ya que complementan a los aportes que pueden hacer los personales, y logra que una organización poco jerarquizada y los principios configuradores de la radio, permitan un adecuado engranaje de la emisora.

Dentro de los elementos de la realidad institucional, la entidad jurídica o de funcionamiento legal concreto de Radio 4Andalucía no tiene dueño, dado que es una asociación civil sin fines de lucro. Esta sociedad es un colectivo de trabajo que se autogestiona a través de sus diferentes áreas.

En cuanto a su modalidad organizativa se destaca que la emisora está organizada por diferentes áreas de trabajo coordinadas por un grupo de dirección. Las líneas estratégicas de trabajo de Radio 4Andalucía son decididas y discutidas por un plenario.

Por lo referente a la índole y peculiaridades de su función, puede decirse que ésta es totalmente social, ya que lucha para llegar a las conciencias de los oyentes y poderles ofrecer la otra cara de la moneda, poder hacer saber que hay gente que no está de acuerdo con el poder económico y político imperante, que impone este sistema social capitalista.

Radio 4Andalucía tiene distintas áreas de trabajo: radio; capacitación; comunicación y nuevas tecnologías; y gestión económica.

Todas las áreas se interrelacionan mediante una junta que se realiza siempre que surja la necesidad, con la participación de personas provenientes de las distintas áreas. En la junta es donde se van a decidir las estrategias de trabajo de la radio.

Tipos de Programas de Radio 4Andalucía

Radio 4Andalucía tedrá programas de tira, que van de lunes a viernes, y son propios de ella, o sea, que ella misma los gestiona.

Además de los programas de tira, la emisora hará coproducciones y programas producidos con gente ajena a ella y programas independientes; cuando los interesados llevan una maqueta y logra ser aprobada, se acuerda el horario de emisión y los gastos correnrán a cargo del programa.

Con respecto a la identidad de Radio 4Andalucía, podemos decir que es una radio urbana y rural, popular y comunitaria. Alternativa, porque es diferente a las radios tradicionales de la zona, urbana, porque explora aspectos del contexto social, político y cultural de la ciudadanía, popular, porque defiende la variedad de ideas y no impone una línea de pensamiento, y finalmente comunitaria, porque es un proyecto social por un grupo de ciudadanos comunes con intereses comunes con ganas de ofrecerle la libertad de hablar a la comunidad.

Radio 4Andalucía la hacen los productores y la audiencia. Es un proyecto político cultural sin ideología política al uso que quiere cambiar la sociedad con la que se encuentra y que lo intenta a través de una propuesta de medios. En síntesis, una forma distinta de comunicar, con una intención inamovible: el cambio.

No sólo tiene una identidad definida debido a su marcada personalidad, sino que además todas las personas que participan de su proyecto conservan su propia personalidad aportando a su vez sus diferencias, para construir la personalidad de la radio.

Al mencionar Radio 4Andalucía podemos decir que es una gran verdad, que el valor de trabajo no se mide con la obtención de remuneración. Esto se ve en la modestia y humildad de la gente que decide militar en Radio 4Andalucía y comprometerse con el proyecto. El objetivo que mueve a trabajar en ella no es el salario, sino la creación de sentidos en este mundo donde el pensamiento único impuesto desde los magnates del poder económico y político.

A la hora de hacer valoraciones sobre ella misma, Radio 4Andalucía ve que es un medio de comunicación comunitario y sobre todo social, eso mismo es lo que quiere que la gente crea que es. Por lo que refiere a lo que cree que debería ser, se encuentra que su intención es seguir siendo lo que es, reforzando el carácter independiente, comunitario y social a la hora de comunicar; y eso mismo es lo que quiere que sus oyentes y la sociedad en general crean que debe ser: un espacio de comunicación alternativo que no sigue las reglas del mercado.